Vogue se ha visto obligada a pedir disculpas después de la polémica portada donde Gigi Hadid y su pareja Zayn Malik eran los protagonistas. La parejita posó para la revista compartiendo la misma ropa, y ésta aprovechó para hablar de la fluidez de género, provocando una auténtica revolución en redes sociales.

El titular fue el principal motivo de esta polémica:"Gigi hadid y Zayn forman parte de una nueva generación que abraza la fluidez de género", afirmando que la moda no entiende de géneros.

Inmediatamente las redes sociales empezaron a criticar el uso de la frase 'fluidez de género' en este conttexto: "Creo que Vogue no tiene muy claro lo que significa la fluidez de género. Vestir la camiseta de tu novia no te convierte en alguien de género fluido", aseguraba la escritora Colette Fahy en Twitter. La editora de la revista Seventeen, Hannah Orenstein, tampoco quiso quedarse al margen: "Zayn y Gigi son retratados como personas de género fluido en esta pieza… ¿Por qué a veces intercambian su ropa?", decía asombrada.

Debido a esta ola de críticas, a Vogue no le ha quedado otra que aclarar esta situación y pedir disculpas a todos los que se hayan podido sentir ofendidos publicamente: "Pretendían remarcar el impacto que las comunidades de género fluido y no-binario han tenido en la moda y la cultura. Sentimos que la historia no haya reflejado de forma correcta este espíritu. Hemos fallado".