Parece que David Beckham ha hecho un pacto con el diablo para ser eternamente joven. Y es que, aunque esté a punto de rozar los 40, los años no pasan por él. Sus músculos siguen siendo los mismos, las arrugas parece que no están hechas para su cara y con esos tatuajes que le proporcionan un toque rebelde que quita el 'sentio', el ex futbolista no ha perdido ni una gota de ese sexapil que nos conquistó desde el primer momento.

Desde que David protagonizó la campaña de Armani en ropa interior, son muchos los diseñadores que se pelean porque luzca sus creaciones de la forma que sólo él sabe. Ahora ha sido la firma sueca H&M la que ha fichado a Beckham para que se ponga delante de un objetivo a torso descubierto y muestre sus encantos.

David siempre se ha mostrado más cómodo delante de los flashes que en el terreno de juego. Dicen que aunque pasen años el posar es como el montar en 'bici', una vez que se hace nunca se olvida y así lo ha demostrado David Beckham una vez más. El ex futbolista se muestra de lo más guapo, sexy y sensual con los nuevos diseños masculinos de la firma sueca. Y es que, David Beckham sigue estando muy, pero que muy 'buenote'.