Dani Martín había estado disfrutando de un veraneo rodeados de aguas cristalinas y divertidos juegos junto a unos amigos.

Ahora que el calor esta a tope, el cantante ha querido raparse el pelo él mismo para sentirse "más joven que nunca" y "fresquito pal' verano".

Un nuevo look que le ha dejado irreconocible para todos sus fans y con el que se ha despedido por ahora de sus mechones azules.