Si hay algo que caracteriza a Chrissy Teigen es su naturalidad. Su cuenta de Instagram se ha convertido en una de las más seguidas, y es que son muchos los que quieren ver cómo la modelo comparte su día a día con tanta frescura mostrando algunos aspectos que otras celebrities no se atreven a enseñar.

Pero en esta ocasión, Chrissy Teigen se ha sincerado a través de una publicación. La modelo ha concedido una entrevista para la edición británica de Glamour donde confiesa el motivo por el que ahora está "jodida" con sus implantes de pecho.

Y es que tras mucho tiempo acomplejada, y obsesionada con el físico, tal y como cuenta en el magazine, Chrissy Teigen decidió pasar por quirófano para ponerse unos implantes mamarios.

Una operación de estética de la que la mujer de John Legend no había hablado hasta ahora.

"Sí, me operé mis tetas cuando tenía unos 20 años. Fue más por el traje de baño que por otra cosa. Pensé: 'Si voy a tener que estar posando, ¡quiero que estén alegres!'. Sin embargo, ya no son tan alegres. Luego tienes bebés y se llenan de leche y se desinflan... y ahora estoy jodida". Y continúa: "Solo me puse relleno, para que fueran más redondos y firmes… Pero ahora me lo quiero quitar. Si pudiera hacer algo, sería una elevación de pecho".

Pero ahora tiene miedo de volver a pasar por quirófano: "Se supone que debes reemplazar (los implantes) cada 10 años. Pero cuando tienes hijos, piensas en la cirugía y dices: 'Esta no es la forma en la que quiero morir'".

"A veces me miro en la ducha y pienso: 'Argh, estos niños...', pero ahora no me tomo la estética tan en serio. Es gratificante no tener esa presión de ponerse en bañador y verse bien para una revista mientras corres por la playa, que era lo que me pasaba cuando trabajaba como modelo. Ya tengo suficientes cosas por las que enfadarme conmigo misma como para añadir una más", confiesa Teigen.