Gigi Hadid será este año uno de los ‘ángeles’ que echaremos en falta en el desfile de Victoria’s Secret en Shangái puesto que el gobierno chino no le ha concedido el visado para entrar en el país.

Así lo anunciaba la modelo a través de sus redes sociales: “Estoy muy triste por no poder desfilar en China este año. ¡Amo a mi familia en Victoria’s Secret y estaré con mis chicas en espíritu!”, escribía Gigi, y añadía: “No puedo esperar a sintonizar con todos para ver lo precioso que sé que va a ser el desfile, ¡y ya estoy esperando el del año que viene!”.

Al parecer, su presencia pendía de un hilo después de que subiera un vídeo a SnapChat en el que imitaba una galleta de buda rasgándose los ojos. La broma fue tomada por una ofensa por muchos internautas asiáticos, por lo que la modelo eliminó el vídeo rápidamente. Pero según varios medios especializados, este episodio ha sido el que le ha impedido viajar a Sanghái y colocarse las alas.

Junto a ella, las modelos rusas Julia Belyakova, Kate Grigorieva e Irina Sharipova y la ucraniana Dasha Khlystun, también se han quedado fuera del desfile. Además, Katy Perry es duda, ya que la artista se vio envuelta en una polémica en 2015 cuando actuó en Taipéi envuelta en la bandera de Taiwán, que China considera parte inherente de su territorio, por lo que tras este incidente también podría tener problemas con el visado. ¿Podremos ver a la cantante finalmente actuar en el desfile más esperado del año?