Blanca Padilla ha conseguido por fin su sueño: triunfar como una modelo de Victoria's Secret. La madrileña se presentaba al casting en 2014 para conseguir ser uno de los ángeles de la firma de lencería y lo logró, y ahora vuelve a subirse a la pasarela.

Blanca volvió a conquistar otra vez a la deseada firma. Muy segura de sí misma, llegaba de nuevo al casting después de haber sido rechazada dos veces en las anteriores ediciones. Durante estos tres años ha estado trabajando para campañas de Calzedonia, Oysho o Armani.

Pero lo ha conseguido y por fin ha podido confirmar la noticia más esperada. Desde su propia cuenta de Instagram, Blanca anunciaba agradecida y emocionada: "Hay que entender lo que es un fracaso clave. Y cuando lo consigues, todo es más bonito. ¡Pero he recorrido un gran camino para aprenderlo!".