Blake Lively ha confesado en una entrevista la gran mentira que ha estado guardando durante años. Y es que la actriz no siempre ha contado con el apoyo de grandes firmas y diseñadores que la vistan, ya que, como todo el mundo, también tuvo un pasado.

Cuando Blake no era tan conocida, tenía que echar mano de firmas de moda low cost para asistir a los photocalls. Y así lo ha revelado: "He llevado ropa del Forever 21 mucho más tiempo del que me gustaría admitir".

Blake además es de las pocas celebrities que no tiene estilista, sino que es ella misma la que se escoge todo lo que se pone. Y es que para la intérprete la moda siempre ha sido algo con lo que expresarse: "Algo que me obliga a salir de mi zona de confort. Esa es una de las grandes razones por las que me hice actriz, ya que por naturaleza soy muy tímida. Así que es una liberación poder vestirme con algo extravagante y simular que soy otra persona".

Desde luego, se le da va bastante bien. No en vano siempre se encuentra en el top de las mejor vestidas de toda gala, festival o photocall al que asista.