Celebrities » Fashion » Beauty Planet

CUIDADOS PIEL NIÑOS

Cómo cuidar y proteger del sol la piel de los niños este verano

Es llegar el calor y los niños no paran de pensar en las vacaciones y poder estar todo el día fuera de casa jugando. Muchas veces, por pereza u olvido, no les aplicas una crema protectora para el sol, lo que está perjudicando su piel. Tanto si vas a la montaña como a la playa o piscina este verano, no olvides vigilar y proteger su piel de la exposición directa al sol. Una protección solar temprana ayudará a prevenir en el futuro un posible cáncer de piel. La piel tiene memoria y es importantísimo protegerla y educar a los más pequeños a ello.

Cómo cuidar y proteger del sol la piel de los niños este verano

Foto de Kindel Media en Pexels Cómo cuidar y proteger del sol la piel de los niños este verano

Publicidad

CONSEJOS PARA PROTEGER LA PIEL DE LOS NIÑOS

1. Es erróneo pensar que los niños pueden usar la misma protección solar que los mayores. Su piel es más delicada y no ha desarrollado los mecanismos necesarios de defensa frente a la radiación solar. Por ello, necesitan de cremas específicas para su edad que incluyan filtros de protección muy altos (FP50+) y que protejan de los rayos UVA y los UVB. Si la piel de los niños reacciona de forma especialmente sensible a la radiación solar, desarrollando intolerancias al sol o alergias solares, debe de protegerse con productos especialmente formulados para piel sensible.

2. Se debe evitar la exposición directa al sol entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde que es cuando el sol se encuentra en su punto más alto y es ahí cuando el índice UV es más elevado.

En el caso de los menores de 6 meses, no pueden tener una exposición directa al sol porque su piel aún no tolera los rayos del sol. Por ello se deben de tener siempre a la sombra y con prendas que lo protejan (camiseta, sombrero, gafas…). En los paseos al aire libre también es importante llevar una sombrilla para protegerlos e intentar ir por la sombra.

A partir de los 6 meses ya pueden comenzar a exponerse al sol, pero siempre con extrema precaución.

Si les enseñas cuáles son los horarios más recomendados para estar expuesto al sol y jugar, cuando crezcan sabrán cuidarse por sí solos/as.

3. El fotoprotector infantil tiene que ser extra resistente al agua, es decir, que su protector solar mantenga su función protectora en al menos un 50% tras cuatro baños de 20 minutos.

4. Es fundamental eliminar los restos del protector solar, cloro, salitre, suciedad e impurezas una vez que se está en casa tras la exposición solar. Una ducha con agua fría o tibia y un gel dermoprotector que respete la barrera hidrolipídica de la piel será perfecto.

5. Para calmar y refrescar la piel de los niños después de la exposición solar es ideal aplicar una crema para después del sol. Mantendrá su piel hidratada, suave y cuidada.

Publicidad