Al agua patos... ¡Pero con mis gafas! Las celebrities no entienden que puedan existir unas monturas que no sean de Prada, Armani o Valentino, por eso cuando van a la playa utilizan sus glamurosas gafas de sol a modo de gafas para bucear porque hasta dentro del agua una ‘celeb’ tiene que estar divina.

Esta costumbre, sólo apta para estrellas, hay ocasiones que afecta a los dos miembros de una pareja y es que quien duerme en el mismo colchón se vuelve de la misma condición. O si no que se lo digan al buenorro de Baptista y su mujer, Silvia Nistal, que disfrutan de sus remojones en la playa con buenos pares de gafas y de pendientes, conjuntados hasta en el agua. Otra pareja que comparten afición por bañarse en alta mar con su complemento más preciado es la pareja formada por Cesc Fábregas y Daniella Semaan.

En cambio hay otras celebridades que se bañan de esta guisa con sus hijos para enseñarles ya desde pequeños como se remoja una estrella. Este es el caso de la actriz internacional Reese Witherspoon con gorra, gafas, pendientes y churumbel en brazos... ¡Toda una proeza, pero siempre divina! Al igual que hace Ronaldo con su pequeña agarrada a su fornido cuerpo cual oso gigante en remojo pero, ¡eso sí!, el futbolista no pierde el estilo con sus ‘glasses’ y pamela incluida. Cari Lapique ejerce está influencia pero en sus nietos porque la gente de ‘frist class’ tiene que aprender las costumbres más sofisticadas casi desde la cuna.

Ahora bien, siempre hay alguna ‘celeb’ que destaca entre el resto porque no sólo es ponerse unas gafas y tirarse al mar. La actitud es lo importante y esto bien lo sabe la modelo Sylvie Van der Vaart varada en la orilla del mar cual sirena al sol con sus gafas y pendientes XXL. Quien no tiene nada que envidiarle es Paris Hilton quien se baña de lo más divina con su gafas de sol y tocado al estilo princesa. ¡Esto es ser una ‘celeb’ y lo demás son tonterías!