Con estos tips lograr el tono que deseas será cuestión de días.

Protección

Mención especial para la protección solar. Ante todo, nuestra piel tiene que estar protegida de los nocivos rayos uva. Contra todo pronóstico, las cremas protectoras no harán que nuestra piel no capte el bronceado, sino que ayudan a que este se más saludable, duradero y evitando las. Es importante escoger un SPF adecuado para cada tipo de piel.

Repite la protección

Para lograr el perfecto bronceado es importante protegerse antes, durante y después de la exposición. El fotoprotector ha de aplicarse 30 minutos antes de empezar a tomar el sol hay que aplicarse recordatorios cada 2 horas.

Alimentación

Incluye en tu dienta alimentos con betacarotenos y ácidos grasos como tomate y la zanahoria, que ayudarán de manera natural a conseguir un moreno envidiable en menos tiempo. Las frutas y verduras no deben faltar nunca en una dieta sana, pero tampoco en un plan de alimentación para acelerar el bronceado.

Complementos alimenticios

Son una opción que refuerzan a la alimentación adecuada. Sin embargo, siempre debemos asesorarnos bien y buscar el consejo de un experto antes de lanzarnos a tomar alguno.

Hidratación

También es fundamental para conseguir el mejor estado de la piel antes de exponerla al sol. Con la llegada del calor, se recomienda tomar de dos litros a dos litros y medio de agua para mantener el cuerpo y la piel perfectamente hidratados y evitar el efecto rebote de sequedad.

Exfoliación

Las células muertas no hacen otra cosa que evitar que el bronceado se asiente en nuestra dermis. Es importante exfoliar la piel antes de la exposición solar para eliminarlas mediante masajes circulares suaves por todo el cuerpo insistiendo en las zonas más propensas a la acumulación de células muertas, como son la espalda, los codos, las rodillas o los pies.