Celebrities » Fashion

LO HIZO DURANTE UNA SESIÓN DE FOTOS

Abercrombie & Fitch despide a un modelo por comerse un croissant

La firma de ropa estadounidense se toma muy en serio las rutinas de trabajo de sus modelos y no permite que se alteren lo más mínimo. Por ello, los responsables de Abercrombie & Fitch no dudaron en despedir a Florian Van Bael tras comerse un croissant en un momento que no tocaba durante una sesión de fotos.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Participar en una sesión de fotos implica mucho más que posar durante horas. En concreto, los modelos de Abercrombie & Fitch deben cumplir una serie de horarios de comida, bebida y entrenamiento muy rígidos, que más les vale no saltarse.

Pero el belga Florian Van Bael no debía de conocer las consecuencias de incumplir las normas, pues fue despedido de su trabajo como modelo para la firma... ¡por comerse un croissant!

"No creo que sea una cuestión de café o croissants, es un tema de respeto durante un trabajo importante", ha declarado su agente al diario New York Post.

Aparte de ejercer un control exhaustivo sobre sus modelos, el escándalo ha saltado tras conocer que durante los siete días que duró la sesión, los jóvenes trabajaron trece horas diarias por un sueldo mísero para lo que se suele pagar en estas ocasiones. En concreto, los modelos masculinos cobraron unos 1.000 euros en total, mientras que el sueldo de las mujeres rondó los 1.800 euros.

Publicidad