Desde que saltó la noticia del divorcio de Angelina Jolie y Brad Pitt a los medios ambos actores han estado en el foco mediático protagonizando todos los titulares. Ahora, el actor ha vuelto a ser noticia pero por su gran cambio físico y es que desde que acabó su matrimonio con Jolie el intérprete ha perdido bastante peso.

Un cambio que se ha hecho más notable después de que Brad reapareció en la pasada gala de los Globos de Oro y pudimos comprobar que el intérprete ha vuelto a lucir la misma figura que hace un tiempo.

El motivo de esta pérdida de peso la ha confirmado una fuente cercana a Pitt a través del medio 'US Weekly', donde además de desmentir que sea porque tiene depresión asegura que ese debe a que él quiere verse bien consigo mismo: "Se está enfocando en sí mismo. Cuida lo que come y tiene un cocinero que le prepara comida saludable".

"Ha estado caminando mucho al aire libre. Se ha tomado mucho tiempo para concentrarse en sí mismo. Busca limpiar su vida y comer bien", una consecuencia muy lógico cuando una persona acaba con su pareja, y es que los VIPs tampoco se diferencias mucho del resto de mortales.