El conocido marido de Courteney Cox parece que está sufriendo mucho por el divorcio. Tal y como hemos podido ver en el twitter del actor...David Arquette se lo está pasando de lo lindo. A decir verdad no para, de fiesta en fiesta y de chica en chica, parece que no está perdiendo mucho el tiempo. Courteney deja de llorar en casa, súbete a los tacones y píntate la raya del ojo porque la venganza se sirve en plato frío.

Si hace poco se habían desatado los rumores sobre una posible reconciliación estas fotos nos dicen las claras intenciones del actor. Mientras veíamos como Courteney seguía paseandose con su alianza en la mano, aquí tenemos a su ex marido disfrutando con una chica en bikini a la que él mismo califica de "host La Habana", y agregó: "Good Times" - buenos tiempos -. Una imagen vale más que mil palabras.

Pero por si estos ataques de rebeldía os parecía poco hemos podido ver como Arquette, padre de una hija de seís años, Coco, también se hizo un tatuaje de su abuelo, el fallecido actor y comediante Cliff Arquette. Sin palabras nos hemos quedado ante tanto compunjimiento y tristeza.