Parece que el desamor ha caído como una losa en el panorama hollywoodiense y no paramos de ver rupturas y más rupturas. En esta ocasión ha sido la pareja formada por Tobey Maguire y Jennifer Meyer los que han puesto punto y final a su matrimonio, tal y como han revelado a través de un comunicado.

“Después de pensarlo y considerarlo mucho hemos tomado la decisión de separarnos como pareja. Como padres devotos, nuestra prioridad sigue siendo la crianza de nuestros hijos, junto con el amor perdurable, el respeto y la amistad”, declaran. Y añaden: “Nos hemos echado hacia adelante y hacia atrás en esta decisión varias veces, pero nos hemos dado cuenta de que aquí se acabó la relación definitivamente”.

La pareja se dio el ‘sí quiero’ en una íntima ceremonia en Hawái cuatro años después de iniciar su relación. El actor y la diseñadora de joyas ya tenían a su hija Ruby por entonces, y dos años después llegó el segundo, Otis.