Jeremy Meeks ha vuelto a casa tras pasar una semana de amor en un yate de lujo por el Mediterráneo, cerca de la costa turca, con Chloe Green, hija del multimillonario de TopShop. Tras esta aventura de verano, el conocido como 'el preso más sexy del mundo' ha decidido regresar a casa para aclarar las cosas con Melissa Meeks, la que hasta ahora, es su mujer y madre de sus tres hijos.

Un regreso que como podemos ver en las imágenes, publicadas en exclusiva por el Daily Mail, ha sido bastante tenso. Parece que Melissa le ha puesto las cartas sobre la mesa y el preso ha decidido hacer las maletas.

Jeremy Meeks pillado siendo infiel | Redes Sociales