Charlize Theron se ha convertido en la protagonista de la polémica después de que la televisión iraní censurara su escote durante la gala de los Oscar.

Precisamente la actriz entregó el galardón a la Mejor Película en habla no inglesa a la película ‘The Salesman’, una cinta iraní dirigida por Asghar Fahardi, que no acudió al evento como protesta por el veto que pretendía instaurar Donald Trump.

Según informa ‘The Independent’, la Agencia de Noticias del Trabajo Iraní decidió emplear Photoshop para cubrir los brazos y el cuello de la intérprete, que en esta ocasión lucía un vestido de Dior con amplio escote.

No fue la única que sufrió este tipo de cortes de la televisión iraní ya que la astronauta Anousheh Ansari también fue censurada cuando subió a recibir el premio a Mejor Película Extranjera por la citada ‘The Salesman’.