Ir al colegio es una de los hábitos más naturales y habituales de cualquier ser humano normal, pero algo tan cotidiano como asistir a clase es completamente desconocido para algunos de los famosos más exitosos del momento. Y es que, muchos de ellos no han asistido al colegio.

Uno de los casos más destacados es el de Miley Cyrus y Justin Bieber. El hecho de llegarles la fama desde tan jóvenes provocó que los artistas tuvieran que dejar el colegio desde muy pequeños y recibir clases particulares en su casa o estando de gira. En el caso de Bieber llegó a tener a 4 tutores pendientes de sus clases, mientras que Miley tuvo que adelantar sus estudios y se graduó antes de tiempo.

Con 14 años Taylor Swift saltó a la fama de repente y este acontecimiento provocó que la rubia tuviera que dejar el instituto por incompatibilidad con su carrera profesional. Aun así, Taylor estudiaba en casa y consiguió graduarse.

Más llamativo es el ejemplo de Justin Timberlake, el actor y cantante ha pisado muy poco el colegio en su vida ya que con solo 8 años abandonó la escuela para estudiar canto, y a los 12 le cogieron para el 'Club de Mickey Mouse' en Disney Channel.

Diferente es el caso de Demi Lovato y Ryan Gosling, ambos sufrieron bullying mientras iban al colegio por lo que tuvieron que estudiar solos en casa. Concretamente el actor fue diagnosticado con un desorden de déficit de atención e hiperactividad, y le tocó sufrir el maltrato psicológico de sus compañeros porque aprendió a leer a la edad de 10 años.

Por último, nos encontramos con Pink y Mark Walhberg quienes obtuvieron el graduado una vez que ya eran unos artistas bien consolidados. Mark se sacó la ESO con 42 años y estudiando entre rodaje y rodaje. Pero la palma se la lleva el actor Robert Downey Jr. sacándose el título mientras cumplía condena en la cárcel.