Aunque parece que lleva una vida de ensueño, Elsa Pataky acaba de demostrar que no todo lo que reluce es oro. La actriz se ha sincerado en una entrevista para la revista Harper's Bazaar sobre una de las etapas más difíciles de su vida. Y es que detrás de un matrimonio perfecto y tres maravillosos hijos, se esconde el sueño frustrado de triunfar como actriz.

Elsa relata en la entrevista como la decisión de convertirse en madre la puso en una verdadera encrucijada que suponía aparcar su carrera: "Antes de tener a los niños, estaba segura de que seguiría trabajando y compaginando las dos cosas. Pasé por una etapa en la que estaba totalmente perdida. Sentí que había renunciado a ese sueño, pero no podía continuar en el mismo camino?, ha confesado.

Además, todo lo que había a su alrededor no hacía más que recordarle aquello a lo que había renunciado: "Cada segundo, había señales que me recordaban que no tenía trabajo. Carteles publicitarios que promocionaban programas y películas? Las cenas, la vida social, el trabajo siempre estaba ahí?.

Incluso su propio marido, Chris Hemsworth, le decía que se estaba exigiendo demasiado a sí misma. "Chris me decía: 'Te estás volviendo muy exigente, ¡nunca vas a conseguir otro trabajo!".

Por suerte, Elsa consiguió un papel para una serie australiana de Netflix, 'Tidelands', lo cual le devolvió la energía y la confianza que necesitaba.