Angelina Jolie acudió muy bien acompañada de sus hijas, Shiloh y Zahara, a los premios de la Asociación de Críticos Norteamericanos.

Las pequeñas robaron todo el protagonismo a su madre convirtiéndose en las auténticas protagonistas. Pero hubo algo que llamó especialmente la atención, y es que Shiloh Jolie-Pitt posó frente a la prensa con un brazo en cabestrillo.

Y es que durante las vacaciones de Navidad, Shiloh sufrió una caída mientras practicaba snowboard de la que todavía se está recuperando.