Tras la reconciliación entre Beyoncé y Jay-Z y Solange Knowles, después de la pelea que protagonizaron en el ascensor del hotel de la Gala MET, hemos querido indagar en otros famosos que han dejado el orgullo atrás y han sido capaces de hacer las paces con sus rivales.

La historia de la hermana y el marido de Beyoncé no ha sido la única para la cantante, ya que ella misma se peleó con su amiga Kim Kardashian durante un tiempo, aunque al final las aguas volvieron a su cauce, y es muy probable que este sábado la veamos ejerciendo de dama de honor en su boda con Kanye West.

Katy Perry también estuvo un tiempo peleada con Rihanna por unas declaraciones que hizo sobre las malas compañías de la de Barbados, aunque al final ambas se tragaron el orgullo y volvieron a ser amigas. El ex de RiRi, Chris Brown, se enfadó mucho con Drake porque pasaba demasiado tiempo con su chica, pero consiguieron solucionarlo. También por una persona en medio fue la pelea entre Hilary Duff y Lindsay Lohan, concretamente por Aaron Carter, pero tras tomarse un largo tiempo hicieron las paces.

También Selena Gomez y Taylor Swift han tenido sus movidas, y es que Taylor no quiere que su amiga tenga nada que ver con Justin Bieber. Parece que el tiempo le ha dado la razón, y eso ha hecho que vuelvan a ser amiguísimas. Aunque Taylor también sufrió de mal de amores, y al dejar su relación con Harry Styles dejaron de hablarse, aunque luego supieron arreglar sus diferencias. Kristen Stewart y Robert Pattinson son otros de los que se han tragado el orgullo y se han reconciliado.

Muchas veces, los famosos se reconcilian por el bien de sus hijos, como es el caso de David Bisbal y Elena Tablada, o el de Fonsi Nieto y Alba Carrillo, que a pesar de que tuvieron unas separaciones un poco difíciles, han sabido madurar por el bien de sus pequeños. El novio actual de Alba, Feliciano López, también tuvo lo suyo con su ex, María José Suárez, pero la razón se impuso y todos tan amigos.