Los Globos de Oro 2018 van a pasar a la historia como una de las galas más reivindicativas de las historia de Hollywood en la que el negro fue protagonista en la alfombra roja, a modo de protesta contra los casos de abuso sexual de la industria cinematográfica.

Y como era una noche tan reivindicativa los hubo que aprovecharon para señalar algunas otras causas importantes a tener en cuenta. De hecho, Meher Tatna, Presidenta de la Prensa Extranjera de Hollywood, no lució un vestido negro como las demás invitadas sino rojo, por ser el equivalente al negro en la India, reivindicando sus raíces.

Emma Stone también quiso defender una causa particular y es que su maquillaje era un tributo a las mujeres sufragistas. El movimiento sufragista en un movimiento universal surgido a principios del siglo XX que promovía y luchaba para conseguir el voto femenino. Los colores que representaban su causa eran el esmeralda, el morado y el blanco, y esos fueron los tonos que la ganadora de un Oscar por 'La La Land' eligió para su maquillaje.

Así lo ha explicado Rachel Goodwin, la maquilladora de la actriz, en sus redes sociales. "Mi inspiración fueron los colores de las mujeres que iniciaron el movimiento sufragista. Quería crear un maquillaje que lanzara un mensaje de empoderamiento femenino y solidaridad", escribía en su publicación.

Fue la activista Emmiline Pethick-Lawrence quien eligió estos colores para la causa y Goodwin recoge en su publicación una cita que explica su elección. "El morado, como todo el mundo sabe es el color de la realeza. Está en la sangre real que fluye por las venas de cada sufragista, el instinto de libertad y de dignidad. El blanco simboliza la pureza en la vida pública y privada y el verde es el color de la esperanza". Un mensaje con mucha fuerza y que tiene mucha relación con las desigualdades entre hombres y mujeres y el acoso sexual que se denunció durante la gala.