Scott Eastwood está inmerso en su próxima película, 'Pacific Rim', que se está grabando en Australia, a donde se ha trasladado junto al resto del equipo de rodaje. Pero entre tanto trabajo también hay que tener tiempo para descansar y disfrutar del espectacular entorno que les rodea.

El actor estadounidense aprovechó su día libre para irse junto a unos amigos a explorar la zona, y acabaron en las Cataratas Wattamolla, un paradisiaco lugar donde eligieron pasar el día. Entonces, decidieron correr y lanzarse al agua. Parecían estar pasándolo en grande sin pensar en las consecuencias que seguramente desconocían.

Y es que lo que Scott y sus amigos no sabían, es que lo que hicieron está prohibido y podrían tener problemas con las autoridades por su divertido bañito, según ha informado el portal de noticias TMZ. Por si fuera poco, el actor grabó el momento y lo compartió en sus redes sociales, poniendo su delito a disposición de la red. Aún no se sabe las represalias que se tomarán contra el actor o si conseguirá salir ileso después de saltarse las normas.