Scott Eastwood ha hecho unas duras declaraciones a GQ Australia. El actor protagoniza la portada del próximo número de la publicación donde se sincera como nunca lo había hecho antes. Siempre reservado con su vida privada de la que se conoce poco, esta vez el intérprete habla sobre la muerte de una chica con la que tenía una relación hace dos años.

"Estuve saliendo con una chica que murió en un accidente de coche. Lo más jodido es que fue un choque pequeño y saltaron los airbags. Pero uno de los que se hinchó lanzó un proyectil hacia su cuerpo que le partió la columna vertebral y... ". El protagonista de 'El viaje más largo' señala que no se lo había contado nadie y que "nunca había perdido a nadie con el que hubiese tenido ese grado de intimidad", además, añade que esto ha marcado su vida sentimental, ya que desde entonces le cuesta mucho tener citas.

En declaraciones anteriores sobre las relaciones, el intérprete aseguró que sería capaz de dejar su carrera en Hollywood si encontrase a la mujer de su vida: "Creo que sería el sacrifico definitivo, pero si no pudiese concebir mi vida sin ella, por supuesto que lo haría. Pero tendría que ser la elegida".