Scott Disick está disfrutando como nunca antes lo había hecho de su verano. Y es que desde que la ruptura con Kourteny Kardashian se hizo pública, podemos decir que al empresario no le ha faltado compañía.

Esta vez Scott fue pillado besándose con la escritora Emma Blanchard durante una fiesta en Los Hamptons. "Scott no está buscando una relación, está simplemente disfrutando su verano y pasándolo bien flirteando y enrollándose con algunas chicas", decía una fuente cercana al Daily Mail.

Otro asistente a la fiesta lo confirmaba: "Se estaban besando delante de todo el mundo, al más puro estilo de instituto y llegó a un punto en el que se movieron a un cuarto detrás de una cortina para tener mayor privacidad".

Parece que al empresario no le afecta mucho lo que haya podido ocurrir con Kourtney, y es que desde su ruptura Disick ha estado en contacto con algunas de sus exnovias. En definitiva, no pierde el tiempo.