Scarlett Johansson y Romain Dauriac se separaron el pasado mes de enero, pero no ha sido hasta esta semana cuando la actriz ha presentado una demanda de divorcio. De acuerdo con los documentos a los que ha tenido acceso el New York Post, la actriz habría solicitado la custodia principal de la hija que tienen en común, Rose Dorothy, de dos años.

Pero al parecer el periodista francés no está dispuesto a ponerle las cosas fáciles ya que ha alegado que el constante ir y venir de Scarlett no es bueno para la niña, por lo que tendría intención de llevarse a su hija a Europa, a su país de origen.

En las últimas semanas se especuló sobre si la pareja realmente había roto, ya que a finales del mes pasado posaban juntos. Pero se ve que finalmente no han llegado a buen puerto y han decidido seguir caminos separados, sobre todo ahora que la custodia de su hija está en juego.