El National Enquirer ya había adelantado una entrevista del camello que en los años 90 vendía cocaína y heroína a Angelina Jolie, pero ahora el tabloide ha ido más allá y ha sacado a la luz un vídeo grabado por el propio camello en el que aparece la actriz.

En las imágenes podemos ver a Angelina con los ojos rojos hinchados y los brazos con pinchazos, mientras habla por teléfono dando vueltas por un piso en el que se acumula la suciedad entre latas vacías y bolsas de basura.

El camello en cuestión asegura que en esos tiempos Jolie le llamaba y le pedía que fuera a su casa sin añadir nada más, pero él ya sabía lo que tenía que llevar. Ese día en concreto llevaba también la cámara de vídeo que se acababa de comprar y con la que grabó estas imágenes.

Angelina nunca ha negado su pasado, de hecho en una entrevista confesó que había consumido cocaína, heroína, LSD, éxtasis y de todo. Pero sentenció: ?Abandoné eso hace mucho tiempo. Viví momentos muy oscuros y sobreviví, no morí joven, soy muy afortunada".