Ryan Reynolds se ha convertido en el protagonista de la nueva portada de la revista GQ. Una portada muy especial para el actor, y es que el magazine ha nombrado al actor como Hombre del Año.

Junto a otros dos importantes nombres como los de Usain Bolt y Warren Beatty, el intérprete ha sido etiquetado como uno de los rostros masculinos que han marcado 2016.

Un amplio reportaje en el que Ryan, además de hablar sobre la sonada del director Tim Miller de la secuela de 'Deadpool 2', confiesa cómo conoció a Blake Lively mientras cenaba en un restaurante de un barrio de Nueva York: "De pronto sonó una canción y le pregunté si le apetecía bailar. No había nadie allí, así que mientras bailábamos pensé: '¡Oh, creo que he cruzado la línea!'. Luego la acompañé a casa y el resto es historia".

Además, el famoso intérprete se acaba de convertir en padre de su segunda hija, una niña de la que todavía no se ha desvelado su nombre y que durante la entrevista ha querido seguir manteniendo en secreto.