Ryan Reynolds, Blake Lively y sus dos hijas forman una de las familias más 'cuquis' de Hollywood, y así lo demostraron durante la presentación de la estrella del actor en el mítico 'Paseo de la Fama'.

Pero parece que no es oro todo lo que reluce, y es que el actor ha confesado cuál sería su peor pesadilla como padre. Ryan ha revelado que antes de viajar en avión solo con sus dos hijas preferiría beberse un "envase hirviendo de rabia líquida".

"Siempre tengo empatía por los padres, especialmente en un vuelo. Antes de tener hijos, siempre pensé que se veía difícil. Podías ver a los padres sudando, nerviosos, porque sus hijos están gritando y todos están molestos con ellos. Preferiría tomar un envase hirviendo de rabia líquida antes que montarme en un avión con mis dos hijas", confesaba Ryan en una reciente entrevista en el programa 'Good Morning America'.