Se trata de Rumer Willis, la hija mayor de los conocidísimos actores Bruce Willis y Demi Moore, la hemos visto por Central Park paseando a sus dos mascotas.

A uno de sus perritos lo llevaba con correa, mientras que al más pequeño lo protegía dentro de su abrigo. Pero no es que lo estuviera escondiendo sino que es tan pequeño que todavía no puede pasear por la calle. El nuevo cachorro de Rumer sólo tiene tres días y está tan contenta que le faltó tiempo para colgar una foto en Twitter y titularla como "mi nuevo bebé".

Aunque no es la primera vez que vemos a Rumer paseando a sus mascotas. En otra ocasión la vimos junto a Asthon Kutcher, el marido de su madre, sacando a pasear a cinco perros acompañada. A esta chica parece que le encantan las mascotas. Esperemos que no convierta su casa en un zoológico.