Después de protagonizar una gran polémica con la madre de su hija, llegando incluso a verse las caras en los juzgados para luchar por la custodia de la pequeña, Ronnie Ortiz-Magro de 'Jersey Shore' ha decidido dar un nuevo giro a su vida y ha comenzado con un cambio de imagen.

La estrella televisiva ha participado en el programa 'The Doctors' donde se ha sometido a una liposucción para marcar sus abdominales. Y es que según confiesa, ahora con su faceta como padre no encuentra tiempo para ir al gimnasio.

"Siempre he sido un fanático de los ejercicios, y también siempre he estado en forma, pero se necesita mucho trabajo para estar en forma. Hace un año hoy mi vida cambió por completo. Tuve una niña pequeña. Ella es como mi ángel guardián, y ahora no puedo pasar de dos a tres horas todos los días en el gimnasio como solía hacerlo", confiesa.

Una cirugía que está valorada entre 20.000 y 30.000 dólares: "Se trata de una liposucción de abdomen de alta definición con láser. Podremos tener esa área entre cada uno de sus abdominales completamente definidos, de modo que realmente tenga un six pack muchos más años", revela el cirujano que le va a operar.