Celebrities » Hollywood

El cantante está desconsolado

Robin Thicke recae en el alcohol tras la muerte de su padre, Alan Thicke

Hace unos días nos enterábamos de la repentina muerte del célebre actor de los años 80, Alan Thicke, tras sufrir un infarto a los 69 años. La noticia ha dejado completamente desolada a su familia, especialmente a su hijo el cantante Robin Thicke quien no ha podido evitar volver a darse a la bebida, adicción contra la que llevaba mucho tiempo luchando.

El músico Robin Thicke con su padre, el actor Alan Thicke

Archivo El músico Robin Thicke con su padre, el actor Alan Thicke

Publicidad

Esta semana nos sorprendía a todos conocer la noticia que había fallecido el mítico actor de los 80 Alan Thicke tras sufrir un infarto a los 69 años. Sin duda uno de los más afectados por su muerte ha sido su hijo, Robin Thicke.

El cantante hace unos días le dedicaba unas preciosas palabras donde decía: "Hoy he perdido a mi mejor amigo e ídolo, y el mundo perdió a uno de los mejores. Eres una leyenda y amo tus Pops. Hasta la próxima vez".

Ahora, según informa el medio Radar Online, parece ser que el artista está devastado por la pérdida de su padre y que ha vuelto a beber para hacer frente a la noticia: "Es un caos absoluto en este momento!", dice una fuente.

Robin lleva bastante tiempo luchando contra el alcohol y otras adicciones y a pesar de haber dicho que no iba a volver a beber finalmente ha recaído: "A pesar de que dijo que iba a evitar el alcohol después de la muerte de su padre, se puso muy borracho ayer", la fuente dijo a Radar.

Y añade: "Estaba tan mal que el resto de su familia no quería estar cerca de él. Están todos muy conmocionados en este momento y todo el mundo está tratándolo como puede", concluye.

Publicidad