Si Robert Pattinson apoyaba a Kristen Stewart en su decisión de hablar sin tapujos de su relación con Alicia Cargile, ahora parece que el actor se siente traicionado por la actriz después de que afirme que su historia fue "en producto” porque los fans que ansiaban que estuvieran juntos. Además, Stewart reconoce que esa presión por parte de sus seguidores "le asqueaba ya que no era la vida real".

Según informa HollywoodLife.com, Pattinson afirma que le llama la atención que su ex sienta "tanto odio" hacia él y no entiende porque tiene que hacer estas declaraciones ahora después de tanto tiempo. "Robert escuchó los comentarios de Kristen y aunque no se sorprende que está profundamente herido", revela una fuente cercana al actor al citado medio.

"Ambos han cambiado, así que no hay razón para faltar el respeto a lo que tuvieron en el pasado", continúa la misma fuente. La relación de Kristen y Robert terminó después de que el intérprete no pudiera superar el desliz que tuvo su entonces novia con el director Rupert Sanders, además de que el contrato que habían firmado en el que les obligaba a ser pareja durante un tiempo determinado había llegado a su fin.