En septiembre se conocía la noticia de que Robbie Williams se había visto obligado a cancelar un concierto en San Petersburgo porque se encontraba enfermo, el cantante estuvo una semana en la UCI después de que los médicos le encontraran unas anomalías en el cerebro.

Y aunque en octubre el famoso cantante aseguró en un vídeo que publicó en su canal de YouTube que estaba recuperándose, ahora Robbie ha concedido una amplia entrevista a The Sun donde relata el miedo que pasó durante esta terrible etapa de su vida.

"Me hicieron análisis, y varios escáneres incluyendo de corazón y cerebro, y encontraron algunas anomalías, incluido algo en mi cerebro que parecía sangre. Eso, obviamente, me dio mucho miedo, así que la decisión de ir a Rusia ya no era mía y me enviaron directamente a la unidad de cuidados intensivos", relata Robbie en la entrevista.

"Estaba confundido y tenía miedo, pero sabía que estaba en el lugar adecuado", confiesa el cantante después de tener que pasar de los escenarios a la UCI en cuestión de horas.