Rob Kardashian tiene una relación amor-odio con su cuerpo. Ha pasado por épocas en las que estaba delgado, otras que se le veía en forma y las últimas en las que su peso iba de más a más.

Pero Rob ha reaparecido en la celebración del 39 cumpleaños de Kim Kardashian, de ahí que hayamos podido comprobar que está bastante más delgado que hasta hace unos meses, tal y como podemos ver en TMZ. En unas imágenes que Kim ha publicado en sus Stories de Instagram, se puede ver que Rob ha perdido unos kilos y que va camino de ponerse en forma. Además, también habría dejado por completo el alcohol, porque parece que quiere darle una vida mejor a su hija Dream.

Una fuente cercana al hermano de las Kardashian ha revelado en el portal Hollywoodlife.com: "Rob ha regresado al gimnasio y ha comido sano, pero quiere mejorarlo y realmente transformar su cuerpo, por eso está haciendo este desafío", y añade: "Su familia está encantada de verlo emocionado y motivado de esta manera, estuvo atrapado en una rutina por mucho tiempo, pero ahora está abrazando de nuevo una vida saludable y están felices".

Seguro que te interesa...

Kim Kardashian se pasa tomando el sol y este es el resultado