El pasado fin de semana Rob Kardashian fue trasladado de urgencia al hospital tras sentirse mal. Después de varias pruebas, el único hijo varón de Kris Jenner ha sido diagnosticado de diabetes.

Un trastorno metabólico que podría ser la consecuencia del gran aumento de peso que ha sufrido el hermano de las Kardashian durante este último tiempo. Un sobrepeso que ha mantenido a Rob alejado de las cámaras, y como consecuencia, de su familia. Rob ya no participa ni el famoso reality que encumbrado a su familia, 'Keeping Up With The Kardashians'.

La última vez que las cámaras captaron al hermano de Kourtney, Kim y Khloé fue el pasado mes de junio en un IN-N-Out Burger de Los Ángeles.