Recientemente Rob Kardashian volvía a situarse en una gran polémica familiar después de acusar a su expareja Blac Chyna de "tomar drogas y actuar de manera inapropiada" delante de su hija Dream de 3 años.

Un hecho que llevó al hermano de las Kardashian a solicitar la custodia primaria de la niña pidiendo que su ex tuviese acceso reducido, permitiendo ver solo a la pequeña durante los fines de semana bajo la supervisión de una niñera.

Pero ahora, la resolución del juicio parece haber llegado a su fin, ¿será este el punto de inflexión para que la expareja detenga la batalla que han emprendido desde su separación?

En una declaración para el portal E!News, el abogado de la empresaria afirmó que el juez ha denegado la moción de Rob Kardashian para obtener la custodia de la pequeña, además según añadió el letrado: "Ella continuará tomando todas las medidas necesarias para proteger a sus hijos, incluyendo la derrota de Rob y el intento de su familia por socavar la alegría de Chyna y su habilidad para ganarse la vida como madre soltera, sin la manutención de Rob".