Ariana Grande acaba de sufrir una gran pérdida tras la muerte de su ex, Mac Miller. La cantante no ha querido hacer declaraciones al respecto, pero se despedía de él en las redes sociales publicando un bonito retrato del que fuera su pareja. Un gesto que muchos han interpretado como un adiós emotivo, pero que otros muchos han visto en él un gancho para culpabilizarla del fallecimiento del rapero.

Ahora, la familia y los amigos de la cantante han filtrado cómo se encuentra Ariana tras la muerte de su expareja.

Según ha publicado el Daily Mail, fuentes cercanas a la artista han reconocido que se encuentra devastada y atravesando uno de los momentos más duros de su vida. "Ella está absolutamente rota. Su familia entera está en shock tras la noticia porque ellos la vieron crecer junto a Mac durante el tiempo que estuvieron juntos", ha dicho la fuente que ha hablado con el medio estadounidense.

Y es que al parecer, Ariana no puede creer aún que el cantante ya no esté vivo. "Él fue una persona muy importante en su vida y ellos siempre compartieron un vínculo especial. Ella no quería nada que no fuera positivo para la vida de Mac después de su ruptura", ha añadido la persona que ha explicado que tras su ruptura la artista siempre lo apoyó para que superase sus adicciones.

El rapero y ella compartieron año y medio de relación y él fue un pilar fundamental en la vida de la cantante cuando durante su concierto en Manchester la artista sufrió un ataque terrorista que acabaría con las vidas de varios de su fans.