Después de doce años y tras protagonizar un polémico divorcio con Angelina Jolie, Brad Pitt ha decidido acudir a terapia.

Según publica la revista Life&Style, el actor ha hecho balance y ha querido cerrar un importante capítulo de su vida. Doce años después, Pitt ha pedido perdón a Jennifer Aniston por la infidelidad que acabó con su matrimonio.

Unas disculpas que aunque nos han dejado a todos boquiabiertos, Aniston ha decidido actuar de forma muy cauta. Según revela una fuente, la intérprete ha aceptado el perdón de Pitt y está dispuesta a concederle su amistad al actor.