Hace pocos meses Kim Kardashian y Kanye West se convirtieron en padres de su tercera hija a través de una gestación subrogada. Un nacimiento muy esperado por toda la familia, y es que Kim llevaba mucho tiempo deseando convertirse en madre de nuevo junto al famoso rapero.

Tras meses centrada en el cuidado de su pequeña recién nacida, y con motivo del lunes de Pascua, Kim disfrutó de este día en familia. Una jornada para recordar, y es que por primera vez, la estrella televisiva compartió su primera imagen familiar junto a su marido y sus tres hijos. Pero por lo que parece fue una instantánea difícil de tomar...

"No creo que entendáis lo realmente difícil que es hacer una buena foto de familia. Esto es todo lo que conseguimos antes de que los tres niños comenzaran a llorar. Creo que yo también lloré", escribe Kim junto a la foto.