La pequeña Stormi ha viajado por primera vez junto a sus padres Travis Scott y Kylie Jenner para conocer a su familia paterna en Texas. La presentación tuvo lugar en la casa que el rapero regaló a su madre y a la que acudió toda la familia.

Para semejante celebración Travis se gastó más de siete mil euros en la decoración floral, por toda la casa se colocaron esculturas florales en forma de relámpagos y cristales de Swarovski en forma de gotas de lluvia. Además los invitados disfrutaron de un suculento buffet donde no faltaron gofres y bizcochos.

Como no podía de ser de otra manera se dejó constancia de la fiesta con varias publicaciones en las redes sociales. El hermano de Travis, Joshua, subió una tierna foto junto a su sobrina en la que se podía leer: "Muy feliz de poder coger a mi preciosa Stormi". En definitiva, una celebración digna de la princesita de la casa.