Kim Kardashian no termina de creerse las acusaciones de uno de sus seguidores, y es que en uno de sus últimos vídeos publicados en Instagram pueden verse unas sospechosas manchas de polvos blancos.

Este polémico vídeo ha despertado todas las alertas entre sus fans, incluso algunos han acusado a la estrella televisiva de consumir cocaína. "No juego con rumores como éste, así que los voy a desmentir rápidamente", respondía Kim.

Después, la esposa de Kanye West confesaba: "No juego con estas cosas. Es como, en serio, tengo hijos. No es mi estilo de vida, creo que nunca he sido así".

Tal ha sido la revolución que se ha generado, que Kim ha decidido publicar un nuevo vídeo demostrando que es el efecto óptico del mármol de la mesa.

Las hermanas Kardashian han estado en alguna ocasión en boca de todos por posibles rumores relacionados con las adiciones a las drogas. Pero ellas, firmes en su palabra, no han tenido problema en desmentirlo en ninguna ocasión. "Yo no consumo drogas, difícilmente bebo, y nunca he cometido un crimen, ¿y aun así soy un mal ejemplo a seguir por estar orgullosa de mi cuerpo?", expresa la estrella televisiva.

Hace unos meses ya pudimos ver cómo acusaban a Kourtney Kardashian por la misma razón en la graduación de sus hermanas pequeñas.