Celebrities » Hollywood

AVIONES PRIVADOS, COCHAZOS Y CASAS

Phil Spector, el productor de los Beatles, pide el divorcio desde la cárcel a su mujer por malgastar su fortuna

Rachelle Short contrajo matrimonio con Phil Spector, el productor de los Beatles, en 2006, tres años antes de que ingresara en prisión por asesinato. Durante estos seis años, la actriz ha gastado la fortuna de su marido como ha querido y ahora le va a salir caro. Phil ha solicitado el divorcio desde la cárcel tras ver que Rachelle está dilapidando sus millones con aviones privados, coches de lujo y mansiones. ¡Qué lista!

Phil Spector y Rachelle Short

Gtres Phil Spector pide el divorcio a Rachelle Short desde la cárcel

Publicidad

Rachelle Short pilotando

El peculiar y excéntrico productor de los Beatles o Cher, Phil Spector, fue condenado a 19 años de prisión en 2009 por el asesinato de la actriz Lana Clarkson. En 2006, momento en el que Phil ya se encontraba a la espera de escuchar la sentencia del juez, el productor contrajo matrimonio con Rachelle Short, quien es 40 años más joven que él. El enlace aún sigue vigente, pero parece ser que Short se está aprovechando 'un pelín' de la enorme fortuna de su marido.

Así, viendo que Rachelle está dilapidando su fortuna, Spector ha roto su silencio después de años para solicitar el divorcio, pues no puede soportar que su mujer esté malgastando su dinero con caprichos millonarios. Y es que la actriz se ha comprado un avión de unos 310.000 euros y está pensando adquirir un jet privado para que le haga compañía.

Pero el derroche no acaba aquí, pues aunque en su cuenta de Instagram no deja lugar a dudas de que es una gran aficionada a la aviación, Rachelle también ha sentido la necesidad de comprarse dos cochazos: un Ferrari y un Aston Martin. Eso sí, ella sabe que 'compartir es vivir', pues también le ha comprado dos casas a su madre con los millones de su marido y a él le ingresa 300 dólares al mes para sus gastos en prisión.

TMZ ha tenido acceso a la demanda de divorcio de Phil, en la que se puede leer que son "las diferencias irreconciliables" las causantes de esta ruptura. Y para pararle los pies a su esposa, indica expresamente que sea su hija quien controle el flujo de movimiento de sus cuentas, valoradas en unos 30 millones de dólares.

"Los cazadores de fortunas no se quedan durante 10 años. Si ese fuera mi caso, habría cogido el dinero mucho antes y me habría ido", comentó en una ocasión Short para la revista Hollywood Reporter. La intérprete aseguró que es "una buena persona", aunque parece ser que su marido no cree lo mismo y ha decidido cortarle el grifo.

Publicidad