Celebrities » Hollywood

UNA PESADILLA PARA LA ACTRIZ

Peter Loughran, ex de Lena Headey, de 'Juego de Tronos', le reclama parte del millón de dólares que cobra por capítulo

Lena Headey está viviendo una auténtica pesadilla. La Cersei Lennister de ‘Juego de Tronos’ vive una lucha constante contra su exmarido, Peter Loughran, que no le ha dado ni un respiro desde que se divorciaran en 2013. Ahora el músico vuelve a la batalla exigiendo a la actriz que debe de aumentar la compensación económica que le da, puesto que actualmente cobra el doble de lo que cobraba cuando se divorciaron. Además, está en juego también la custodia del hijo de la pareja, que ahora vive en Gran Bretaña con su madre debido al rodaje de la serie.

Lena Headey

Gtres Lena Headey

Publicidad

Lena Headey vive una pesadilla constante a costa de su exmarido, el músico Peter Loughran, del que se divorciara en 2013, por la que la actriz pasa al que fuera su pareja una pensión de 10.000 dólares al mes.

Pero por aquel entonces la Cersei Lannister de la serie cobraba medio millón de dólares, ahora ha doblado esa cantidad. De ahí que Peter le reclame más dinero ya que, según él, le corresponde una mayor indemnización ahora que su caché ha subido.

La pareja estuvo casada seis años y tienen un hijo en común, Wylie. Desde entonces el músico no le ha puesto las cosas fáciles a la intérprete, que en una entrevista para US Magazine hace unos meses, confesaba: “Hay un montón de dolor, tristeza y decepción. Luto. Hay un proceso de luto y eso que no ha muerto nadie”.

En esta misma entrevista, Lena también hablaba de su lucha contra la depresión, que más o menos comenzó cuando su matrimonio llegaba a su fin. A ello se sumó también la lucha judicial con su ex en la que se disputaba la custodia de su hijo, además de la cantidad que debía de dar a su exmarido para la manutención del pequeño. Fue entonces cuando la actriz decidió dilapidar sus ahorros para defender sus derechos, e incluso estuvo a punto de caer en bancarrota cuando el juez decidió bloquear sus cuentas hasta que se decidiese un acuerdo de divorcio definitivo.

Parecía que el asunto se había cerrado, pero ahora Loughran quiere más dinero en relación con el actual sueldo de Lena, y también cree que ella debería de hacerse cargo de los gastos judiciales que él tuvo que pagar durante el proceso. Y para más inri, azuza con el hecho de que no ve a su hijo desde hace tres meses, ya que Headey está en Gran Bretaña rodando la serie. Es más, un juez llegó a ordenar a Lena que regresara a Estados Unidos con el niño, y en su desesperación tuvo que pedir a la productora ejecutiva de la serie que le firmara un papel en el que se reconociera que tendría que estar fuera de USA hasta marzo de 2017.

Publicidad