Aunque Kim Kardashian y Kanye West ya han pasado por varias crisis que han conseguido superar, parece que de nuevo el matrimonio está atravesando por un mal momento…

Tal y como la propia Kim explica a sus hermanas en un nuevo episodio de su famoso programa 'Keeping Up with the Kardashians', desde que llegó su hija Chicago, no paran de discutir.

Y aunque la propia Kim admite que son peleas absurdas, la celebrity considera que ahora está tan centrada en el cuidado de sus hijos que está descuidando su relación con West: "Lo único que me di cuenta es que le doy tanta prioridad a los niños, y hago todo lo posible por ellos, que estoy descuidando totalmente a mi esposo, así que solo quiero darle a Kanye la atención y el amor que él necesita".