Pese a que tiene un enorme parecido con Donald Trump, el Chef más popular de la televisión sueca, Anders Vendel, jamás se llegó a imaginar que le pegarían una brutal paliza por este motivo. Según ha relatado él mismo: "Tres hombres musulmanes me atacaron y me pegaron fuertemente en la cara, por mi parecido con el Presidente de los Estados Unidos".

Anders tuvo que ser trasladado al hospital con una gran cantidad de heridas y contusiones, donde los médicos le dejaron hospitalizado -en observación- durante 48 horas. Fue justo nada más salir del centro cuando Vendel declaró ante los medios de comunicación y relató su historia -junto a una imagen de su cara llena de moratones- que compartió en su perfil de Facebook.

El Chef, que es conocido por ser antirracista y porque protagoniza el programa de televisión: 'La lucha de los chefs', ha relatado los hechos del siguiente modo: "Dos de los hombres cogieron mis brazos por detrás y el tercero comenzó a perforarme la cara. Después de recibir alrededor de 20 golpes de puño en la cara, me caí al suelo. Los tres entonces empezaron a patearme todo lo que pudieron en mi cara y la cabeza".

Anna Göransson, que es la jefa de prensa del centro de control de la Policía en Malmö -donde tuvo lugar la agresión-, ha confirmado que las declaraciones del chef son reales y que no ha mentido en el relato de los hechos, según han informado varios medios internacionales.