Menuda sorpresa nos hemos llevado al enterarnos de que Pastora Soler se retira de los escenarios. Y es que a raíz de la caída que sufrió el pasado 8 de febrero sobre el escenario del auditorio de Fibes en Sevilla tras sufrir un desmayo, parece que la cantante ha cogido miedo y ha decidido retirarse del mundo de la música.

Pero Pastora no es la única que ha decidido abandonar los escenarios sino que otros artistas, como Adele, también se han tenido que enfrentar a este problema. Y es que la cantante de 'Someone like you' incluso tuvo que someterse a varias sesiones de hipnosis para poder actuar en la última gala de los Oscar.

Katy Perry, aunque no lo parezca, también es una de las celebrities que siente pánico al subirse al escenario. Y es que según declaraba ella misma durante una entrevista, a menudo siente ansiedad y preocupación por lo que pueda salir mal y se pone muy nerviosa antes de sus conciertos.

Lo mismo que le ocurre a Alejandro Sanz, que ya ha reconocido en más de una ocasión que, pese a llevar más de 25 años en el mundo de la música, aún no ha superado su miedo escénico y sigue poniéndose nervioso antes de subir al escenario.

Pero este problema no es exclusivo de los cantantes sino que actores como Hugh Grant, que afirmaba que los set de rodajes le dejaban congelado, Scarlett Johansson, que ha llegado a sufrir palpitaciones y sequedad en la boca, o Salma Hayek , que reconoce que al principio de su carrera tendía a quedarse totalmente bloqueada cuando se levantaba el telón, también sufren este tipo de pánico.

Cameron Díaz, Leonardo Di Caprio, el príncipe Harry, Marc Anthony,Lana del Rey, Robbie Williams y Barbra Streisand completan la lista de los famosos con miedo escénico.