La rubia millonaria Paris Hilton ya no sabe cómo gastarse el dinero. Lo último que se le ha ocurrido es poner a la venta su propia bebida que contiene zumo de naranja y que lleva por nombre ?Rich Prosecc', muy del estilo de Paris, y que ha presentado en un lugar muy curioso, la bolsa de Frankfurt en Alemania.

La llegada de Paris ha causado un gran revuelo, tanto dentro como fuera y ella encantada de que todo el mundo estuviera pendiente de todos sus pasos. Ya dentro de la Bolsa ha posado con su nuevo producto muy sensual y provocativa como sólo ella sabe hacer.

No nos extraña que durante ese tiempo los valores temblaran y hasta enloquecieran, igual que los 'brokers' que allí trabajaban que no podían quitar la vista de la rubia. Ahora, sólo falta esperar a que la mala de Hollywood cambie sus excesos con las bebidas alcohólicas, por esta más saludable. Los que seguro que no van a poder descubrir los beneficios de 'Rich' van a ser los italianos, a los que se les ha prohibido la comercialización.