Tras ser detenida por posesión de cocaína el mes pasado en Las Vegas, la polifacética rubia se ha declarado culpable de este delito.

Una vez más, a Hilton se le han vuelto a rebajar los cargos, hasta que se han quedado como un delito menor. Con lo cual la condena que deberá cumplir es de un año de libertad condicional, pagar una multa de 2.000 dólares, que no creemos que no le supondrá un gran esfuerzo, y realizar 200 horas de servicio comunitario.

Recordemos que en una primera instancia esta celebrity había alegado sobre las acusaciones que el bolso donde encontraron la cocaína no era suyo, sino de una amiga. Más tarde dijo que pensaba que la droga incautada era un chicle.

Paris siempre ha logrado escabullirse de  pasar un tiempo en la cárcel. Aunque de lo que no se va a librar es de mancharse las manitas recogiendo basura en las cunetas.