Aunque después de salir de rehabilitación hemos visto a Demi Lovato en varias ocasiones disfrutar de la compañía del diseñador Henry Levy, nadie esperaba que su relación de amistad fuese a más…

Parece que el diseñador se ha convertido en un pilar fundamental dentro de la vida de Demi pero no solo como amigo sino como novio. Recientemente la cantante era fotografiada besando apasionadamente al diseñador en plena calle a la salida de un restaurante de Malibú donde habían disfrutado de una romántica cena.

Esperemos que este diseñador de moda de 27 años, que también lleva tiempo luchando contra sus adicciones, ayude a Demi a superar sus problemas.