Olivia Newton-John ha confesado a través de una entrevista para 'Seven Night Sunday' que padece un nuevo cáncer: una metástasis en la columna.

Tras superar dos tumores de pecho, la intérprete ha declarado que sus síntomas comenzaron con fuertes dolores de espalda. Al visitar al médico, los profesionales concluyeron que el resultado de sus dolores era una propagación del cáncer de pecho al hueso de la espalda. Un duro momento que ha estado tratando mediante el consumo de marihuana medicinal para controlar el dolor de sus radioterapias, así como también un menor consumo de azúcar en su dieta.

Una dura noticia con la que ha revelado sentirse muy optimista y esperanzada por los avances que está teniendo la medicina y terapias naturales. "En California es legal cultivar cierta cantidad de plantas para uso medicinal. Soy muy afortunada de vivir en un estado donde esto es legal", contaba.

Muy acompañada por los suyos y su marido, John Easterling, frente a esta difícil situación, la artista se ha sincerado al ser preguntada si tenía miedo: "Mentiría si digo que nunca lo pienso. Hay momentos. Soy humana, así que si me permito pensarlo, puedo crear fácilmente un miedo enorme".

Pese a este inesperado suceso, Olivia ha dicho sentirse muy privelegiada: "Hay otras personas que está mucho, mucho peor que yo. Soy una persona afortunada y soy muy consciente de eso. Vivo en este hermoso lugar, tengo un esposo maravilloso, tengo a todos mis animales que adoro y tengo una carrera increíble. No tengo nada de qué quejarme", concluye.